5 consejos para decorar una habitación vintage

5 consejos para decorar una habitación vintage

La decoración vintage está más de moda que nunca, un estilo que se caracteriza por las piezas envejecidas que dan al hogar un ambiente retro y único. ¡Siéntete como si viajaras en el tiempo!

 

En los últimos años, el estilo ‘vintage’ se ha extendido a todos los ámbitos del diseño, la moda y por supuesto, también a la decoración. Inspirado en los años 20 a 50, el estilo vintage es elegante y romántico, basado en diseños de estilo antiguo pero utilizando accesorios vanguardistas y modernos. ¡Ahí reside su magia!

 

 

En El desván del muebleadoramos este estilo y si a ti te gusta tanto como a nosotros te animamos a que tomes nota de nuestros 5 consejos para decorar una habitación vintage y lograr la estancia deseada, eso sí, sin caer en el exceso. Porque una casa de estilo vintage no es una casa llena de muebles y piezas de anticuario. La clave de su éxito reside en una mezcla equilibrada de piezas de mediados de siglo con mobiliario y objetos más contemporáneos.

 

Los muebles

 

Los muebles son uno de los elementos principales para conseguir un ambiente vintage. Los muebles de estilo vintage se caracterizan por su aspecto antiguo: marcas, colores apagados o desteñidos, pintura desconchada, etc.

 

Aparadores, archivadores de acero, estanterías de metal, lámparas industriales o pesadas mesas de hierro, son algunas de las piezas más buscadas por los adeptos al estilo vintage, perfectos para incorporar en rincones apagados y sin vida.

 

 

Materiales

 

Los materiales más utilizados para evocar este estilo suelen ser la madera y la forja. Elige maderas como el nogal o caoba para decorar al estilo vintage. Su color oscuro hace que los muebles aparenten ser más viejos.

 

El mobiliario de hierro forjado es muy chic y tiene ese toque afrancesado que tanto gusta a los amantes de lo vintage. Las camas con cabeceros de forja son ideales para dar ese aire vintage a una habitación.

 

No nos olvidamos del capitoné, uno de los mejores aliados de los amantes del vintage. Los sofás, pufs, bancos o butacas tapizados con esta técnica no pueden faltar en tus habitaciones o salón. El mítico sofá Chesterfield es uno de los más solicitados en Vintahome, que se identifica fácilmente por su característico respaldo y reposabrazos de una pieza y a la misma altura, por sus formas curvas y el tapizado estilo capitoné. Ideal para cualquier estancia, está disponible en muchísimos tonos y acabados.

 

 

Colores

 

Es importante evitar que nuestro hogar acabe pareciendo un museo repleto de reliquias, por lo que hay que utilizar una combinación adecuada y equilibrada de los materiales y los colores. Es mejor optar por colores claros y suaves. El color blanco, los tonos pasteles y la madera son los más comunes en el estilo vintage.

 

La luz

La personalidad que confieren las luminarias al conjunto de la decoración es muy importante. Las lámparas vintage que mejor funcionan en cualquier espacio contienen siempre un toque dorado, como la lámpara Cristal Vintage fabricada con materiales de acero y campana de cristal o la lámpara de mesa Victoria, fabricada en latón.

 

Las lámparas de techo tienden a adquirir grandes dimensiones con brazos que terminan en varias bombillas, al estilo de las antiguas lámparas de araña del siglo XVI. Perfecta para cualquier estancia vintage, hoteles, restaurantes o salones, la Lámpara Estilo Araña vintage está fabricada con soportes de acero y cables trenzados fabricados en textil de alta calidad.

 

Si eres un verdadero amante de la decoración tipo retro-vintage tampoco puede faltar la famosa bombilla Edison con los filamentos expuestos. La luz de esta bombilla crea un ambiente cálido ideal para iluminar dormitorios, salones o despachos.

 

Pequeños detalles

 

Para conseguir una decoración estilo vintage es indispensable prestar atención a los pequeños detalles que llenan la estancia de calidez y un encanto atemporal. Para ello tendremos que adquirir los accesorios que nos permitan recrear ese ambiente que buscamos. Lámparas de araña, cojines estampados, floreros antiguos, jarrones de cristal, frascos de perfume antiguos, tazas de porcelana, percheros de forja…¡Hay accesorios para todos los rincones!

Por ejemplo, las maletas antiguas o los libros antiguos con cubiertas de cuero pueden usarse como un accesorio decorativo más que encaja a las mil maravillas con el estilo vintage. Puedes colocarlos uno encima del otro, haciendo una montaña y atarlos con un cinturón o realizar una original estantería de libros antiguos con cuerda natural.

Los espejos pueden ser claves para dar ese toque mágico y personal a la decoración de tu casa. Puedes utilizar una ventana o la puerta de algún armario viejo y darle forma para conseguir espejos vintage.

 

Los teléfonos vintage tipo años 50 están muy de moda hoy en día, con posibilidad de elegir entre muchos tipos y colores y si además eliges uno que funcione, mejor que mejor.

 

Las máquinas de escribir o las máquinas de fotos se han convertido en un elemento más de la decoración de nuestra casa. Seguro que guardas en casa tu antigua cámara de fotos analógica que ya no utilizas.  Puedes colocarlas en una estantería en tu lugar de trabajo en casa o en la oficina y darle un toque de personalidad.

 

 

Comentarios (0)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Todos los campos son obligatorios.