Cocina al más puro estilo campiña francesa

Cocina al más puro estilo campiña francesa

Italia, Nueva York, Helsinki y, sí, también París, son capitales donde las ferias de mobiliario atraen a grandes profesionales del sector. Algo que también se traslada a los muebles que, después, se venden en las tiendas de decoración y a las casas: la cocina rústica francesa es un claro ejemplo de ello.

Será porque me he criado muy cerca o porque siempre que las he visto en la televisión o en persona me han transmitido calidez, paz, la alegría de la niñez e, incluso, el cariño de mis abuelas, que tanto cuidaron de todos sus nietos y a los que, todavía hoy, seguimos echando de menos.

 

Pero no quiero hablarte de temas tristes, sino más bien de decoración. Y, en concreto, de decoración de cocinas. ¿Por qué? Porque estilos hay muchos, pero algunos, a pesar del paso del tiempo, siempre están presentes, aunque se les den nuevos toques o pinceladas adaptadas a los tiempos.

 

Las cocinas de estilo rústico francés; aquellas que todavía hoy, podemos encontrar en antiguas casas de estas zonas del país vecino (y que, por cierto, se conservan y funcionan a las mil maravillas) es de lo que hoy te queremos hablar.

 

Y lo hacemos porque sabemos que es un estilo que gusta y que nuestros clientes nos demandan en muchas ocasiones. Puede que, tú misma, te hayas pasado alguna vez por nuestra tienda física de Salamanca o nos hayas dejado un comentario al respecto en redes.

 

Así que vamos a entrar de pleno en materia, porque queremos hablarte de las características de este tipo de cocinas vintage, de manera que si estás pensando en poner una de ellas en tu casa, puedas inspirarte a través de nuestras ideas.

 

Básicos de una cocina rústica vintage francesa

 Desde la esencia, hasta el tipo de muebles, pasando por iluminación, los básicos de este tipo de 'cuisine' son:

  • El estilo: son románticas, familiares y acogedoras. Eso es lo primero que sientes cuando entras en este tipo de cocinas. Por esta razón, tanto los muebles, como los complementos y utensilios que utilices en ella, tienen que ser acordes.
  • Tipo de muebles: sin duda, los muebles de madera son los que triunfan en este tipo de cocinas. Eso sí, muebles robustos. No tienes por qué tener muchos, pero siempre serán los que dominen el espacio. Todas o la mayoría de estas cocinas tienen una isla, del estilo a la isla de cocina vintage Oles, que puedes encontrar en nuestra tienda. Es ideal para cocinar sobre ella, porque dispone de un montón de departamentos para guardar diferentes utensilios, de manera que los tengas a mano en todo momento. Por supuesto, tampoco faltan las alacenas. Algo que a nosotros nos encanta y,especialmente, si hablamos de la Alacena Vintage Whitney, cuyo color y distribución de compartimentos nos tiene completamente enamorados. Un mueble que se complementa a la perfección con la consola vintage Wilda, en la que a mí, personalmente, siempre me entran ganas de ponerme a amasar pan o hacer postres, cada vez que la veo. Por otro lado y estando en la campiña francesa, tampoco han faltado nunca los muebles donde se guarde el vino, la bebida por excelencia de los franceses, junto con el champagne. Para guardar este tipo de caldos, nada como el Mueble Botellero Diana.

  • Combinación de estilos: a pesar de que dominan los muebles vintage, tampoco es extraño ver combinación de estilos en una cocina de estas características. Uno de los más apreciados es el estilo industrial, que puede marcar un punto de diferencia a la hora de que no todo sea 100% rústico y vintage.
  • Una mesa grande: porque como te he dicho al comienzo, este tipo de cocinas siempre han sido muy familiares. En la campiña siempre había más tendencia a que las parejas tuvieran muchos niños, así que era necesario que la mesa fuera grande y robusta: por tanto, de madera y con sillas del mismo estilo. Sillas como la nórdica Prim o la silla de Rattan Denia Natural.
  • Lámparas colgantes: como no podía ser de otra manera y, en este caso, volvemos al estilo industrial, porque son las que más se suelen ver en este tipo de estilos de cocina. Lámparas como la Skygarden, o la Pendal Conic. Y, por supuesto, no faltan los apliques de pared, principalmente sobre las puertas, pero hay quién también las coloca en las paredes vacías de la cocina ( y digo vacías, porque en este tipo de cocinas se llevan mucho las paredes con baldosas). Para este último caso, nos gusta en particular la Lámpara aplique Río.
  • Colores: es el último punto, pero no podíamos pasarlo por alto. Aquí, los colores de la tierra, como los marrones claros o tirando a anaranjados, los verdes claros e, incluso, los tonos salmón, son los que más se estilan en este tipo de cocinas. Eso sí: hay que tener en cuenta que muchas de las paredes, en estos casos, se suelen recubrir con baldosas y no siempre es fácil encontrarlas en según qué colores.

 

 

Comentarios (0)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Todos los campos son obligatorios.