Cómo elegir las sillas para tu comedor

Cómo elegir las sillas para tu comedor

Hay 4 aspectos básicos que hay que tener en cuenta a la hora de elegir las sillas para tu comedor, mucho más si hablamos de una cocina-comedor o de un salón-comedor, donde la estética cobra aún más protagonismo que en una cocina

 

Es, sin duda, uno de los puntos más importantes de la casa. Aquel en el que toda la familia se reúne, donde se celebran los encuentros con los amigos, se dan buenas noticias y se debate sobre todos los aspectos que nos preocupan o del día a día.

 

Hablamos de la mesa del comedor. Una mesa que se puede colocar tanto en la cocina como en el salón y en función de este lugar, tanto la mesa como las sillas deberán de elegirse de una manera u otra. Hoy nos concentramos en las segundas, en las sillas.

 

Puede que no te lo hayas planteado nunca o te estés volviendo loca con ello, pero lo cierto es que merece la pena pararse un momento si tienes que comprar las sillas del comedor de tu casa. Para facilitarte esta tarea, en el post te damos algunos consejos o aspectos a tener en cuenta para acertar a la primera y, sobre todo, no pasar mucho tiempo dudando entre las diferentes opciones que se te van a presentar.

 

Medidas de las sillas de comedor

Éste es el primer punto a tener en cuenta a la hora de elegir las sillas que vas a colocar en el comedor de tu mesa. Sí, porque en función del tamaño, éstas también podrán ser más o menos amplias, podrás poner más o menos sillas y, sobre todo, con mayor o menor presencia.

 

Entonces, ¿responde a las siguientes preguntas? El comedor tiene un espacio sólo para él o lo comparte con otra parte de la casa? Si la respuesta afirmativa es la primera, entonces sí, las sillas podrán tener su propio protagonismo, ser más voluminosas e, incluso, tener un estilo diferente o propio en conjunto con la mesa y el espacio dedicado al comedor. En este caso, te puedes permitir respaldos protagonistas y cerrados

 

En caso de que la mesa de tu comedor comparta espacio con el resto de una estancia, la cocina o el salón, entonces decántate por unas sillas más ligeras, de manera que se puedan mover sin problemas, apilar y no sean protagonistas de este espacio. Se recomienda que los respaldos de estas sillas sean abiertos, para dar más amplitud a un espacio reducido.

 

Hablando de medidas, también es importante hablar de la altura de las mismas, de manera que resulten cómodas para ti y tus comensales. En este sentido, se recomienda que la altura de tus sillas sea de más de 45 cm y que le respaldo no sea más alto que los 110 cm.

 

Diseño y confort

Está claro que, aunque sean sillas, el diseño de las mismas también es un aspecto a tener en cuenta. El mismo tiene que estar unido al confort. Y es que no hay nada más incómodo que no estar a gusto comiendo; mucho más cuando se trata de alargar la sobremesa.

 

Existe una extensa variedad de sillas en el mercado como para que te puedas decantar por la que más te guste, que case con el diseño del resto de la estancia o de la casa y que, además, sea cómoda. En nuestra web tienes muchas opciones como podrás comprobar.

 

El material de las sillas del comedor

Muy relacionado con el aspecto anterior. El material de las sillas va a determinar, en muchas ocasiones, el confort de las sillas. Por tanto, piensa en materiales que sean agradables y en los que resulte cómodo pasar muchas horas.

 

Por otro lado, ten en cuenta los aspectos ambientales del lugar donde van a estar estas sillas. No es lo mismo unas sillas de comedor para un salón, que unas sillas para un comedor situado en una cocina. Y, por supuesto, también es diferente las sillas que vas a colocar en una cocina sin ventana o balcón, que una cocina que sí que las tiene y que, por tanto, tiene más opciones de que el aire se renueve y no se vicie.

Por supuesto, el material de las sillas que elijas también estará relacionada con el estilo de decoración del espacio donde está la mesa del comedor.

 

En general, los materiales más utilizados son: la madera, el mimbre, las sillas metálicas, tapizadas y las de resina. Las tapizadas pueden dar mucho juego, pero también suelen resultar más protagonistas, algo que no suele ocurrir con las sillas de madera o las metálicas.

 

El número de sillas

Piensa en si en tu casa sueles tener muchas visitas, las personas que habitualmente coméis y las sillas extra que te gustaría o no, a diario. En función de estas respuestas elegirás un número u otro de sillas, pero ¡ojo! También tienes que tener presente todo lo que te he dicho hasta el momento, es decir, el tamaño de la estancia y los materiales que vas a elegir.

 

Un consejo: se recomienda que entre una silla y otra haya un espacio de 50-60 cm, a los que tendrás que sumar 10 más si la silla tiene respaldo. ¿Por qué? Porque es la manera de que los comensales estén cómodos y no se peguen con el de al lado.

 

Y, ahora sí, es tu turno: ten en cuenta todo lo que te acabo de contar, entra en nuestra web y elige aquellas que más te gusten. Si tienes dudas, estaremos encantados de poder responder a tus preguntas y orientarte para una mejor elección. Además, si te ha gustado este artículo, nos encantará que nos lo hagas saber en comentarios o compartiéndolo en tus redes sociales. ¡Hasta el próximo post!

Comentarios (0)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Todos los campos son obligatorios.