De vuelta a la oficina: celébralo con una nueva decoración nórdico-vintage

De vuelta a la oficina: celébralo con una nueva decoración nórdico-vintage

Disfrutes o no con tu trabajo, la vuelta de las vacaciones siempre se hace algo dura. Para reducir ese estrés, estrena nueva decoración. ¡Lo verás todo de otra forma!

 

Cuando era niña, recuerdo que una de las cosas que más me gustaba de la vuelta al cole era comprar el material nuevo para el colegio. A veces era una mochila, otra nuevos cuadernos, bolígrafos e, incluso, ropa nueva.

 

Esto, que puede parecer una tontería, hacía que la vuelta la retomara con otra ilusión. No sólo porque iba a volver a ver a mis amigas, sino porque iba a estrenar nuevo material y eso no se hace todos los días.

 

“Vuelve al cole con otra alegría” “Dale un toque de color a tu vuelta al cole”, son algunos de los copys más habituales que podemos ver, todavía hoy, en los folletos informativos de los grandes centros comerciales. Y, ¿sabes qué? Funcionan.

 

Pero como tú no vas a volver al colegio, sino a tu oficina, ¿qué te parece si para hacerlo con otra alegría, estrenas también algo? Y no, no hablo de ropa o material de oficina (que también ayuda), hablo de nuevo mobiliario, de aprovechar el verano para mandar cambiar el color de las paredes, de las cortinas...

 

En definitiva, que cuando tú o tus trabajadores volváis al puesto de trabajo, lo hagáis en un sitio renovado y, por tanto, con nuevas ilusiones. Las pilas recargadas de las vacaciones ya las traes, qué menos que añadir una dosis de alegría con ese cambio de decoración.

 

Decoración nórdico-vintage para tu oficina

 

Una de las más actuales y que mejor resultado están dando en lo que a decoración de oficinas se refiere, es el estilo nórdico-vintage. ¿Por qué? Las razones principales son las siguientes:

  • Es un estilo inspirador: porque es limpio
  • No está sobrecargado: sólo se emplean los muebles justos y lo más prácticos posible, lo que hace que haya un menor número de distracciones.
  • Ambiente más productivo: como consecuencia del punto que acabo de mencionar
  • Se basa en elementos naturales: lo cual ayuda a que la gente se sienta menos estresada y más inspirada.
  • Permite tener un ambiente más acogedor: ya que parte de la filosofía nórdica Higgie, de crear espacios que consigan que las personas se sientan cómodas en él.

 

Muebles para tu oficina nórdico-vintage

Más allá de que las paredes sean blancas o utilizar colores en elementos auxiliares, como las cortinas, en colores naturales, como los marrones o grises, la base de toda oficina que pretenda tener un estilo nórdico-vintage son sus muebles. 

 

Entre los mismos no pueden faltar:

  • Mesas de madera: ya sean individuales o alargadas, donde puedan trabajar diferentes personas. De hecho, esto varía, no sólo en función del tipo de trabajo que se realice en tu oficina, sino también del lugar en el que se encuentren los trabajadores. Por ejemplo, puedes tener mesas individuales para el trabajo diario, en madera, como es el caso de la mesa Griñón. Y utilizar otras alargadas para la mesa de la sala de reuniones.
  • Sillas cómodas: porque lo prioritario es que tus trabajadores y tu misma estéis cómodos, más allá de la decoración. Las sillas Tundra con o sin ruedas, son una excelente elección para estos casos, ya que combinan diseño, ergonomía y comodidad. Sillas que, por cierto, van a juego con las lámparas y apliques de pared, para iluminar mejor los puestos de trabajo, especialmente en las épocas de invierno, cuando la luz natural dura tan pocas horas.
  • Plantas decorativas: otro de los básicos de la decoración nórdica es que la naturaleza esté dentro de la propia oficina. Te invitamos a que elijas plantas artificiales que parezcan muy reales, como es el caso de las que puedes encontrar en nuestra web. ¿Por qué? Te restan trabajo de tener que cuidarlas, pero aportan alegría y un toque de color a tu oficina.
  • Sofás y sillones: para la sala de espera o de relax de los trabajadores. Porque éste ha de ser un lugar cómodo y los sillones y sofás siempre dan ese toque. En este punto te invito a decantarte o por sofás de terciopelo, que te ayudan a dar un toque cálido y de color a la estancia o, por el contrario, otros de estilo vintage, como por ejemplo el sofá vintage industrial tapizado gris. ¡Siempre llama la atención! Si tienes poco espacio o prefieres ahorrarlo, opta por sillones que también ofrezca a la sala de espera esa calidez que se espera de ella.
  • Relojes originales: porque siempre queremos saber la hora que es cuando estamos en el trabajo, haz que, al menos, las horas pasen con otra alegría (o volando) con diseños originales, como el del reloj Sun.

Muebles auxiliares: que sean prácticos y con un bonito estilo también han de estar presentes en esta decoración, tal es el caso del mueble vintage Astrid, que te permite almacenar gran cantidad de documentos o productos. Ideal para material de oficina o para que los documentos de trabajo no estén a la vista de todo el mundo.

Comentarios (0)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Todos los campos son obligatorios.