Listado de consejos de decoración para mejorar la productividad en la oficina

Listado de consejos de decoración para mejorar la productividad en la oficina

Tanto si tienes un negocio propio, como si trabajas por cuenta ajena, estos consejos de decoración en la oficina te van a ayudar a mejorar la productividad en la misma. ¿El secreto? Que las personas se sientan cómodas y felices

 

Resulta curioso, pero al igual que muchos estudios han demostrado que los colores afectan a nuestro estado de ánimo y, por tanto, a nuestra productividad (laboral o personal), la decoración también tiene el mismo efecto.

 

No en vano, algunas de las empresas más punteras del mundo tienen unas oficinas que en nada se parecen a las tradicionales. Lugares donde puedes encontrar desde un despacho elegante, pero siempre cómodo y acogedor, hasta una sala donde sus trabajadores juegan a la consola, con el sólo objetivo de distraerse un rato y, como resultado, seguir trabajando más relajados y motivados.

 

Así que si eres freelance o tienes tu propio negocio, quédate, porque este texto te va a interesar mucho si quieres, por un lado, mejorar el ambiente laboral y, por otro, el rendimiento tanto tuyo como de tus trabajadores.

 

Pero si trabajas por cuenta ajena, también te invito a que te quedes, porque de esta manera podrás ver qué aspectos de la decoración fallan en tu empresa y con mano derecha, proponer a la persona pertinente (quizá seas tú misma), algunos cambios para mejorar el ambiente laboral y producir más.

 

En definitiva, utilizar el siguiente listado de consejos de expertos en la materia que hemos recopilado para ti, con el objetivo de sentirse mejor en el trabajo (el lugar donde más horas pasamos al cabo del día por norma general), producir más y que todo el mundo salga ganando. Porque no hay nada mejor que hacer un trabajo donde te sientas cómodo, valorado y motivado. ¿Me acompañas?

 

Fuente: https://noticias.infocif.es/noticia/5-secretos-de-decoracion-de-oficinas 

Lista de consejos de decoración para mejorar la productividad en la oficina

  1. Marca personal: es lo primero que tienes que tener en cuenta a la hora de decorar tu oficina o espacio de trabajo. ¿Por qué? Porque transmite cómo es tu empresa y el ambiente que se va a respirar en ella. Por ejemplo, si tu decoración es clásica o seria, la manera de comunicarse también será la misma. Probablemente, en estos casos te estés dedicando a temas como la abogacía o notaría.
  2. Diseño inspirador y cómodo: una vez tengas claro qué quieres que transmita tu marca, haz que las personas que trabajan contigo (o tú mismo si lo haces solo) haz que la gente se sienta cómoda y que el mobiliario que utilices también lo sea, a la par que inspire a la hora de trabajar, especialmente si tu trabajo tiene mucho que ver con la creatividad.
  3. Colores: por un lado, los colores tienen que representar a los de tu empresa para que esto también refleje tu marca personal. Pero en algunos casos, los colores no son especialmente agradables a la hora de trabajar. Así que te recomiendo que busques colores tanto que te ayuden a inspirarte, como a concentrarte. Los azules o verdes son los mejores para este caso, pero tampoco conviene abusar de ellos. Por esta razón, se recomienda combinar colores más básicos y que estos, más fuertes, le den ese toque de color a zonas de la oficina.
  4. Iluminación: a ser posible, que sea lo más natural posible. Eso lo primero, pero también que las zonas donde más se trabaja sean las que cuenten con mejor iluminación. Ésta no ha de ser ni muy fuerte, ni muy suave, pero sí ajustarse a los momentos del día, por lo que las luces regulables también vienen genial en estas zonas. Así como los flexos o las lámparas de pie, que son fáciles de mover y vienen genial para una oficina donde los cambios se aceptan como parte de la vida de un negocio.
  5. Orden: éste es muy importante, porque el desorden causa nerviosismo y la gente no se siente cómoda en medio del caos.
  6. Sala de relax: siempre que puedas, busca un espacio en tu oficina donde la gente pueda despejarse o, incluso, relajarse o reducir el nivel de estrés. Esto hará que la gente se sienta mucho mejor una vez la visite y, por tanto, volverá más motivado y creativo a su puesto de trabajo. Una sala que también puede ser para reducir conflictos entre trabajadores, si así llegara a suceder en tu negocio.
  7. Juntos, pero no pegados: lo ideal es que todo el mundo se pueda ver en la oficina (al menos, siempre que sea posible) y que no se den la espalda. De esta manera, nadie se siente más o menos, ni vigilado, que suele estresar mucho a los trabajadores.
  8. Muebles cómodos: tanto las sillas como las mesas, que son los muebles que vamos a utilizar, tienen que ser lo más cómodos posible. Pero, además, también se tienen que ajustar a los trabajadores. Por eso, las mesas o sillas regulables siempre son una buena opción en una oficina. Otros complementos como reposa pies o reposacabezas siempre vienen genial. Y, por supuesto, no te olvides de destinar un pequeño presupuesto para renovar este tipo de muebles cada cierto tiempo.

 

Comentarios (0)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Todos los campos son obligatorios.